Caminas por la calle y de golpe multitud de recuerdos vienen a tu mente cuando pasas cerca de una casa con jardín. Las flores. ¡Qué olor tan agradable!

Seguro que has tenido esa sensación un montón de veces.

Coges una flor, te la acercas a la nariz y el olor te tranquiliza.

Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado si este efecto tranquilizante también ocurre en los animales?

La respuesta es que, evidentemente, sí.

Se conoce bastante bien el efecto positivo que tiene el olor de ciertas sustancias sobre el comportamiento de perros y gatos.

Por ejemplo, y sin ir muy lejos, nuestra “esencia”. Muchas técnicas anti-estrés de perros y gatos juegan con el uso del olor corporal de los propietarios para disminuir el nerviosismo de estos animales.

Pero hoy no te voy a hablar ni de perros y gatos, sino de caballos.

El estudio del que te voy a hablar fue muy simple, pero las consecuencias pueden ser muy importantes para el mundo equino. Quizá no directamente, pero seguro que sí de forma indirecta.

En este experimento valoraron si el uso de la aromaterapia servía para tranquilizar al animal o no.

Es importante que los caballos estén tranquilos

¿Qué es la aromaterapia?

Antes de comenzar, creo que es importante definir este concepto.

La aromaterapia es un tipo de terapia que se basa en el uso de aromas para producir un efecto beneficioso sobre el organismo.

Normalmente, en humanos, se basa en el uso de aceites esenciales, aunque hay un poco de controversia sobre si lo que produce el efecto es la aplicación del aceite o el olor en sí.

No entraré en ello, pero para que lo sepas.

Aunque en humanos hay bastante información sobre el tema, en animales es más bien escasa.

Por eso los autores del estudio se preguntaron qué beneficios podía tener sobre el caballo.

¿Por qué sobre el caballo?

Los caballos son animales presa.

Es decir, en la naturaleza, son cazados por otros animales.

Por eso, su sistema de alerta debe estar muy desarrollado. Si no, en la naturaleza, no durarían ni un telediario.

Pero hoy en día los caballos no suelen tener estos problemas de depreadación, ¿verdad?

No importa, ellos están “diseñados” de esta manera y por eso tienen facilidad para ponerse nerviosos.

Un caballo se puede poner nervioso en muchas situaciones, pero una de ellas es cuando son transportados hacia otro lugar.

Entre el ruido del transporte, el movimiento, la llegada a un lugar que no conoce y lleno de extraños… Todo esto no contribuye a que el animal esté tranquilo, precisamente.

Esto es especialmente relevante en animales de competición, debido a que el transporte puede producir:

  • Estrés.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Comportamientos extraños e impredecibles.

¿Te imaginas un caballo de competición galopando descontrolado?

Para los caballos de competición el nerviosismo puede marcar la diferencia

Puede ser muy peligroso.

Por no hablar de que los resultados que obtenga el animal en las pruebas podrían ser pésimos.

Así pues, tranquilizar un caballo en estas condiciones es clave.

¿Cómo fue el experimento?

Diseño

Como digo, fue bastante simple.

Utilizaron 8 caballos e hicieron dos viajes con cada uno ellos (por separado). Después de cada transporte, los investigadores midieron unos parámetros para valorar el nerviosismo del animal.

Durante el primer viaje los caballos eran expuestos a la difusión de aceite de lavanda.

Durante el segundo, eran expuestos a la difusión de agua destilada (que no debería producir ningún efecto sobre el animal).

Se utilizó aceite de lavanta para la aromaterapia

Los parámetros que valoraron fueron:

  • Niveles de cortisol en sangre (la hormona del estrés).
  • Frecuencia cardíaca.

En ambos casos se tomaron las muestras antes y después del viaje, para poder comparar.

Resultados

¿Cuáles crees que fueron los resultados?

Seguro que te los imaginas, ya que sino no hubiera escrito este post 😉.

Efectivamente.

Los resultados del estudio mostraron que el uso de la aromaterapia fue beneficioso para los caballos.

Aunque la frecuencia cardíaca después del transporte era similar se usase o no la lavanda, los niveles de cortisol sí que fueron menores cuando los caballos eran transportados expuestos a este aceite.

Este resultado ya es muy importante ya que, como digo, el cortisol es una medida directa del estrés.

Además, la frecuencia cardíaca de los caballos cuando estaban en el tráiler en presencia de lavanda, era menor que cuando estaban con agua destilada, lo que indica que durante el transporte estaban más tranquilos.

Nota la diferencia entre los dos datos de la frecuencia cardiaca:

  • La primera que te he dicho, en la que no había cambios, era medida DESPUÉS del transporte (es decir, fuera del tráiler).
  • La segunda, en la que sí que había diferencias, era medida DURANTE éste (dentro).

Caballo pastando tranquilo

Conclusiones

Alguien podría pensar: “pues si es tan importante que los caballos se pongan nerviosos, se les da tranquilizantes y listo”.

El problema es que muchos de estos caballos compiten y hay normas muy estrictas sobre dopaje y medicación, lo que hace que muchos de estos productos (incluso “naturales”) no se puedan administrar.

Sin embargo, con los olores esto no ocurre y, por lo tanto, podrían ser un sustituto muy interesante en estos casos.

Por eso, investigar sobre este tema, puede beneficiar a muchos caballos e incluso a otros animales.

Qué es mejor, ¿darle a tu animal un medicamento con posibles efectos adversos para tranquilizarle o darle algo que huela de manera agradable para él y que tenga un efecto similar?

Lógicamente, siempre será más potente un fármaco que el efecto que pueda tener un olor. Eso hay que tenerlo claro.

Ten en cuenta que las competiciones de caballos mueven mucho dinero y que un caballo esté más o menos tranquilo, puede suponer la diferencia entre un primer o un segundo puesto en una carrera (o incluso más).

Es decir, hablamos de cantidades considerables.

Evidentemente, aún queda muchísimo trabajo por hacer.

Se debería hacer estudios con muchos más animales, de razas y usos distintos, utilizando otras sustancias distintas de la lavanda, etc.

Este ha sido sólo el primer paso pero, como en todo, hay que darlo.

 

¡Pues esto ha sido todo por hoy! ¿Qué te ha parecido? ¡Espero que te haya resultado interesante!

Si es así, te agradecería que lo compartieras 😉.

¡Un abrazo!

 

Fuente: ScienceDaily

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here