La nutrición de los perros es, en parte, similar a la de los humanos. Pueden comer gran variedad de alimentos, desde carne hasta vegetales. Sin embargo, y algún día haré un post sobre esto, hay dudas sobre si es un animal omnívoro o carnívoro.

Desde hace ya un tiempo, parece ser que los científicos están de acuerdo en que es un animal carnívoro. Lo que ocurre es que los perros son muy adaptables a la dieta y pueden comer gran variedad de alimentos no cárnicos, como vegetales.

Al margen de todo esto, los perros necesitan una dieta equilibrada.

¿Cuánto debe comer un perro?

Hace unos días escribí sobre esto, así que, si quieres leer más sobre el tema, puedes visitar esta entrada: ¿Cuánto debe comer mi perro?. Resumiendo, la cantidad que debe comer tu perro depende, básicamente, de tres factores: 1) peso ideal, 2) edad y 3) nivel de actividad física.

No es lo mismo un Labrador Retriever de salvamento que un Bichón Maltés que se encuentre siempre en casa. Creo que la diferencia entre ambos es clara. El primero necesitará un gran aporte de energía respecto al segundo, por lo que la cantidad de alimento que tendrá que ingerir será mucho mayor. Además, el tamaño de éstos es totalmente distinto, haciendo que esta diferencia sea aún más grande.

Los perros de diferentes razas son muy diferentes. Por eso la alimentación debe ser distinta

La etiqueta de la comida normalmente da una información aproximada para que sepas cuánto tienes que dar de comer a tu animal. Sin embargo, lo mejor es que vayas al veterinario para que te diga de una forma mucho más exacta esta cantidad y que valore otros aspectos importantes, como por ejemplo si tu perro tiene una enfermedad que requiera una alimentación especial.

¿Cómo sé qué alimento es mejor para mi perro?

La única manera de saber qué es mejor para tu perro es probar diferentes piensos o comidas. Cada perro es un mundo y lo que a uno le encanta y le va genial, a otro le puede ir peor.

Para empezar, si a tu perro le compras el pienso más carisísimo del mercado, con todo de referencias buenas, pero después se lo das y resulta que no le gusta y no se lo come… poco tienes que hacer.

La mejor manera para evaluar si una comida determinada va bien para tu mascota es medir su peso y valorar su aspecto general. También es útil observar sus heces. Que sean de una consistencia normal (ni muy secas ni muy húmedas) es un punto a favor del pienso. Por supuesto, si tu perro vomita o tiene diarreas cuando cambias el pienso, ¡compra otro! (otro pienso, no perro).

En ocasiones decidimos cambiar la comida de nuestra mascota. Esto puede ser debido a varias causas: queremos ahorrar comprando un alimento más barato, la vecina del cuarto nos ha dicho que su pienso es mejor que el nuestro porque su perro está mucho más bonito (¡¡cuidado con los consejos de los vecinos!!), etc.

Sea lo que sea, lo mejor es hacer el cambio de forma gradual. Por ejemplo, una recomendación generalizada que puedes seguir para hacer este cambio es la siguiente:

  • 1/4 pienso nuevo – 3/4 pienso antiguo.
  • 1/2 pienso nuevo – 1/2 pienso antiguo.
  • 3/4 pienso nuevo – 1/4 pienso antiguo.
  • 100% pienso nuevo.

Unos días es suficiente entre cambio y cambio, tampoco hay que esperar semanas. Esto se hace para que el animal se acostumbre al sabor y textura y no lo rechace por no estar familiarizado con él. También es positivo para que el organismo se acostumbre al nuevo pienso.

La información es poder: infórmate sobre la comida de tu perro

Si te fijas en las etiquetas de la comida para perros, muchas veces la información que aparece en ellas es incompleta si quieres saber exactamente que les estás dando a tu mascota. Para complementar esa información, lo ideal es que te pongas en contacto con las empresas que fabrican estos alimentos, ya sea por vía telefónica o por email, y les preguntes aquello que quieres saber. Seguro que te responderán encantados.

De nuevo, y no me cansaré de insistir en ello, tu mejor aliado para elegir el mejor pienso o alimento para tu perro, y que te informe de sus ventajas e inconvenientes, es tu veterinario o experto en nutrición.

Por otra parte, si quieres dar a tu animal una dieta casera, te recomiendo que leas este otro post: Dietas caseras para perros: todo lo que debes saber.

¿Cuántas veces al día tengo que alimentar a mi perro?

Las recomendaciones varían en función de la edad del animal. El metabolismo de los cachorros es mucho mayor que el de los perros adultos, por lo que incrementar la frecuencia de la toma de alimentos es buena idea en estos animales.

Como norma general, se debería dar de comer a los cachorros tres veces al día y dos veces a los adultos.

Perro comiendo

Merecen una mención especial los premios. En perros grandes el dar premios no es algo tan importante desde el punto de vista nutricional (siempre que no nos pasemos), pero con los perros de pequeño tamaño, esto adquiere gran importancia. Hay que tener mucho cuidado de no sobrealimentar a los perros porque pueden desarrollar sobrepeso u obesidad.

Los premios deben ser bajos en calorías y no darlos en gran cantidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here