Se comería todo

Una de las mejores maneras de mantener a los perros saludables es alimentarlos con la cantidad adecuada de alimento. Si les das poca cantidad, puede padecer deficiencias nutricionales. Si les das demasiada, puede acabar sufriendo obesidad, con todo lo que ello conlleva. Algunas de las patologías en las que puede derivar la obesidad son:

  • Problemas musculoesqueléticos como la osteoartritis, roturas de ligamentos o enfermedades de los discos intervertebrales.
  • Enfermedades de la piel.
  • Hiperadrenocorticismo (conocida como enfermedad de Cushing).
  • Fallo cardíaco congestivo.
  • Algunos tipos de tumores.

A día de hoy, no existe una manera exacta de saber cuánto debería comer un perro en concreto. Para saberlo, se deberían conocer una gran multitud de datos, como el tamaño del animal, cuántas veces comen al día, su actividad física, su tasa metabólica, entre otros. Es más, para ser totalmente exactos, se debería conocer su genética.

Sin embargo, no hace falta conocer todo esto para poder aproximarnos. Al fin y al cabo, esa información no la tenemos ni para los humanos individualmente. ¿Quién sabe su tasa metabólica basal (cantidad de energía consumida en total reposo)? Yo desde luego que no.

Para saber, aproximadamente, cuánto tiene que comer tu animal, hay que mirar la guía que viene en la etiqueta de la comida del perro. En ellas suele aparece una tabla en la que se relaciona el peso del animal con una aproximación de la cantidad de comida que debería comer al día. Aquí vemos un ejemplo:

Tabla con el consumo diario recumendado para perros según su peso

Como los valores de cantidad de alimento de la tabla están calculados para 24 horas, hay que dividirlos entre las veces que el perro come al día.

Estos valores no hay que entenderlos, como he dicho, como algo exacto. Por ejemplo, imaginad dos pastores alemanes del mismo peso. Uno corre con su dueña 3 kilómetros al día y además vive en una casa con terreno, mientras que el otro está con un matrimonio de ancianos que sale una vez al día y sólo a dar un pequeño paseo. ¿Estos perros, pese a tener el mismo peso, deberán comer lo mimo? No. Evidentemente, el primero deberá comer mucho más debido a la actividad física.

Aquí hay que jugar un poco con la experiencia. Si usando los valores de la tabla el perro gana peso, pues se disminuye un poco la cantidad de comida o se incrementa la actividad física.

Analizar el peso del animal cada 2 semanas y apuntar los valores en un documento, puede ser muy útil para estudiar los cambios de peso. Además, también puedes valorar la grasa corporal mirando la morfología del animal. Por ejemplo, si las costillas se hacen aparentes es que el perro, seguramente, tenga menos grasa corporal de lo que debería.

Hay que tener un control del peso de los perros

Ten en cuenta que cada vez que cambies de marca de pienso o de tipo de dieta, deberías hacer un pequeño examen a lo largo del tiempo para ver los efectos de éste sobre tu mascota. No todos los piensos son de la misma calidad o están formulados para los mismos perros (diferentes edades, piensos especiales para enfermedades, etc.).

Si tienes alguna duda sobre la dieta que debe seguir tu perro, lo mejor es llevarlo a la clínica veterinaria o a un experto en nutrición animal. Allí podrán individualizar la dieta y podrás saber, de una manera mucho más exacta, cuánto debe comer tu mascota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here