10 problemas de comportamiento en perros

Muchas de las consultas veterinarias que se realizan tienen que ver con temas de comportamiento. Perros que ladran mucho, que destrozan muebles, que muerden… Cada uno de estos comportamientos es completamente diferente y, algunos, son muy difíciles de solucionar. A continuación os enumero y explico diez de los problemas comportamentales más frecuentes en los perros.

1. Pedir comida en la mesa

¿Quién no ha visto la cara de pena que ponen los perros cuando piden comida? ¡No hay una cara más triste en el mundo! Esto se puede prevenir fácilmente en la mayoría de los casos simplemente no dándoles de comer en la mesa. Si te pide comida, no se la des.

Si esto se hace desde el principio, nunca tendrás que enfrentarte a este problema. Los perros son muy listos y si les das de comer se establece en su cerebro la siguiente igualdad: cara de pena + dueño comiendo en la mesa = comida garantizada.

Otra cosa que puedes hacer es sacar al perro de la habitación mientras la familia come. Hay múltiples soluciones a este problema.

Por cierto, dar comida a los perros desde la mesa, sobre todo a los pequeños, puede generar un problema adicional: el sobrepeso. Por eso es muy importante que sólo le des el pienso o comida que hayas elegido (y algún premio ocasional) y nada más.

Perro pidiendo comida - No te dejes vencer por su cara

2. Saltar sobre la gente

A muchos perros les encanta saludar saltando y lamiendo a los visitantes. Sin embargo, esto puede ser un problema para éstos, ya que se pueden asustar, caer, manchar, etc.

Lo mejor es decirle al animal que se siente y, entonces, que sea saludado. Normalmente ya no se pondrá de pie para saltar sobre la visita. Otra cosa que funciona es decirle a la persona que nos viene a ver que no haga caso al perro hasta que no esté con las cuatro patas en el suelo y tranquilo.

Lo que hace que el perro salte es la excitación, así que el truco está en calmarlo como sea.

Algunos perros saltan al saludar, lo que puede molestar a las visitas

3. Tirar de la correa

Nunca debes dejar que el perro tire de ti. Tienes que mantener la correa (aunque recomendamos utilizar un arnés) en corto, pero sin tensión. Si el perro tira de ti, entonces párate hasta que se dé cuenta de que no avanzáis. De esta manera dejará de tirar. Cuando deje de tirar y vuelva a ti, dale un pequeño premio o cariño y continúa andando.

Al cabo de unos días, aprenderá que tirar de la correa no sirve de nada.

Perro tirando de la correa

4. Ladrar todo el tiempo

Esto es muy molesto para todo el mundo: para ti y tus vecinos por escucharlo y para él por el estado de excitación o nerviosismo constante en el que se encuentra. Lo que no tienes que hacer jamás es gritar a tu perro por eso porque sólo incrementarás este estado negativo y lo empeorarás.

En este caso no hay un consejo sencillo ya que puede haber muchísimas razones por las que un perro ladre tanto. Aquí, la única recomendación que te voy a dar es que lleves a tu perro a un veterinario o a un educador y que estudien el caso de forma individual para ver qué pasa.

5. No venir cuando se le llama

Si llamas a tu perro y no viene, lo que no tienes que hacer es ir a buscarlo. Tienes que llamarle hasta que venga (no por su nombre, sino con palabras que el asocie a volver contigo).

Algo que muchas veces funciona es seguir andando, pero alejándote de él. Esto hará que el animal vaya hacia ti. Si aun así no viene, dile que se siente y, una vez esté sentado, ves a hacia él.

Lo mejor que puedes hacer es acariciar a tu perro y hablarle en tono cariñoso cada vez que venga hacia a ti. De esta manera se establece la relación “ir hacia mi dueño = recibir cariño”.

6. El perro arqueólogo: cavar

Hay perros que han nacido para trabajar en yacimientos arqueológicos. Sin embargo, el que desarrollen su pasión en nuestro jardín o en el parque, no es muy agradable para nosotros.

Debemos entrenar a nuestro animal para que deje de cavar, y para ello, lo mejor es pillarlo en el acto y decirle que pare. Lo ideal es, además, llamarle para que venga y jugar con él un rato, para que asocie el no cavar con algo positivo.

Aquí hay algo que debes saber, ya que si no, te puede salir el tiro por la culata. Nunca debes premiar o dar cariño a un perro justo después de que haya hecho algo malo. Por ejemplo, si le damos el premio después de cavar el hoyo, éste pensará: “Oh, ¡qué bien! Si cavo un hoyo recibo un premio. Después haré cuatro hoyos más para que me den cariño y jueguen conmigo”. Como puedes ver, esto es un gran problema. Hay que premiar al animal cuando está empezando a cavar, no después.

A los perros arqueólogos les encanta cavar
“Juro que me lo encontré así”

7. Quejas, lloros y lamentos

A muchos perros les gusta llamar la atención lloriqueando. La solución en muchos casos es sencilla: cuando lo haga, no lo des cariño y no les hagas el menor caso. Es más, lo mejor es irte de la habitación y dejarle allí. Que no te dé pena. Una vez pare, entonces, es cuando le debes dar cariño para premiar su actitud silenciosa.

8. Ansiedad por separación

Es uno de los problemas de comportamiento más importantes que hay en perros. Primero, los perros lo pasan muy mal. Imagínate tener ese estado de ansiedad cada día durante horas. Segundo, los vecinos se molestan y mucho, lo que puede acarrear graves problemas. Tercero, puedes sufrir las consecuencias cuando a los perros con ansiedad les da por destrozar la casa, lo que es bastante frecuente.

Aquí el mejor consejo que yo u otra persona puede darte es: ves al veterinario o a un educador. Ganarás tiempo en muchas ocasiones porque son problemas que no son fáciles de solucionar, y ademas, te ahorrarás disgustos.

Si quieres probar de solucionarlo tú misma, debes enseñar a tu perro que vas a volver. Por ejemplo, puedes irte de casa 5 minutos y volver. Después 10 y volver… Es decir, ir incrementando el período de tiempo de ausencia para que tu animal vea que no te has ido para siempre, que debe ser lo que ellos creen.

También es muy útil, en ocasiones, dejar la tele encendida y juguetes para que se entretengan.

9. Perros con un paladar muy poco fino

Hay perros, y sobre todo los cachorros, a los que les encanta llevarse cosas a la boca. Muchas veces lo hacen porque les calma. Sin embargo, es un comportamiento muy negativo para ellos porque puede hacer que se coman objetos peligrosos, como piezas de ropa.

En ocasiones, estos objetos pueden producir enfermedades muy graves, como obstrucción intestinal, que pueden incluso matar al animal. Por tanto, tenemos que combatir este comportamiento desde el primer día.

Normalmente es sencillo combatir este comportamiento haciendo que mastiquen otro tipo de objetos más preparados para ello. Por ejemplo, hay juguetes creados específicamente para que un perro los muerda. Esto los calmará y además conseguirás que todos tus calcetines tengan su pareja.

Los perros que comen objetos pueden padecer problemas gastrointestinales muy graves

10. Agresividad

Cuidado que en ocasiones la agresividad no es un problema comportamental, sino un problema biológico (aunque es mucho menos frecuente).

En el tema de la agresividad te recomiendo encarecidamente que vayas al veterinario porque es un problema muy grave. Si tu animal muerde a una persona, podrían incluso sacrificarlo si te denuncian, además del daño que pueda causar al hombre o mujer. También podría ser agresivo contigo, y nadie quiere tener un perro así en casa.

Normalmente, la agresividad viene del nerviosismo o el temor, pero la manera de solucionar estos problemas no es igual. Por tanto, la identificación del tipo de miedo es muy importante.

Consejos: pon un bozal a tu perro, si es agresivo, cuando salgas de casa, y nunca jamás lo dejes solo con niños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here